tubo de escape coche

Tubo de escape – Mantenimiento, reparación y sustitución en Barcelona

tubo de escape coche

¿Aún no tienes claro para qué sirve el tubo de escape? Hoy de la mano de Romacar ABS te contamos todo sobre este componente de tu vehículo, sus funciones y los problemas que puede traer su avería. No te olvides que para cualquier asunto relacionado con tu coche, en nuestros concesionarios podrás gozar de toda una gama de servicios postventa. Nunca ha sido tan fácil mantener tu vehículo como nuevo que con nuestro taller de mecánica. ¡Ven y pruébalo!

¿Qué es y para qué sirve el tubo de escape de un coche?

El tubo de escape es un elemento importante en tu vehículo. Y es que a la hora de la combustión en el motor se producen una serie de gases que tienen que salir al exterior. En este proceso juega un gran papel el tubo de escape, ya que evitar que los gases se acumulen en el motor y eso reduzca el rendimiento de éste.

Por otro lado, según la normativa de seguridad, el tubo de escape también previene que los gases entren en el interior del vehículo y se puedan intoxicar los ocupantes. Asimismo, el silenciador del tubo cumple la función de reducir el sonido que producen las explosiones de combustión en el motor, mientras que los catalizadores evitan la emisión de gases tóxicos como el monóxido de carbono o los óxidos de nitrógeno.

Componentes de un tubo de escape

El tubo de escape no es solo lo que ves en la parte posterior del vehículo, si no que es un conjunto mecánico con diferentes componentes que van desde el motor hasta esta parte de atrás. Cada una de estas partes cuentan con un engranaje de lo más elaborado y son esenciales para el funcionamiento correcto del tubo de escape.

  • Colector de escape: se trata de unos tubos que están conectados directamente los cilindros del motor para extraer los gases.
  • Catalizador: es una parte importante en el tubo de escape y sobre la que centran su atención las nuevas normativas de emisiones. Y es que está compuesto por una pieza con diferentes capas que sirve para transformar los gases tóxicos del motor en dióxido de carbono y vapor de agua. De esta forma, se reduce notablemente el impacto medioambiental de los coches.
  • Filtro de partículas: en el caso de los motores diésel, también encontramos en esta parte el filtro de partículas, para evitar la emisión de gases tóxicos.
  • Sonda Lambda: este sensor mide el oxígeno que se encuentra en el combustible y que se inyecta al motor con el fin de que haya un buen funcionamiento. El aire es necesario a la hora de producirse la combustión, pero si se consigue una mezcla óptima podemos lograr que contamine menos y rinda igual.
  • Silenciador: Se trata de otro de los componentes clave de este tubo de escape, gracias al cual se reduce el sonido que genera el motor por la combustión. El silenciador logra minimizar el sonido de las explosiones que se generan en el motor ya que está formado por una serie de circuitos que hace que las ondas del sonido reboten y se disipen.

 

Todos ellos se conectan a través de unos tubos intermedios resistentes a las altas temperaturas y que permiten expulsar los gases para el exterior.

¿Cada cuánto tiempo se cambia un tubo de escape?

No hay nada concreto que señale cada cuándo hay que cambiar el tubo de escape de tu coche. Sin embargo, los expertos del sector recomiendan la sustitución de este elemento de tu vehículo cuando alcances los 80.000 km recorridos. Sin embargo, este cambio puedes necesitar hacerlo antes si tu coche se mueve por la ciudad realizando pequeños trayectos o se tira estacionado mucho tiempo. Estos factores hace que se dañe más rápido y necesite su sustitución antes.

Ten en cuenta y revisa el tubo de escape de tu coche con regularidad, ya que es uno de los puntos que más problemas da a la hora de pasar la ITV. Además, con las nuevas y exigentes normativas anti-contaminación que hay vigentes en la actualidad, este elemento debe cumplir con las condiciones de emisiones que se han establecido.

taller-chapa-y-pintura-ford

Causas para cambiar un tubo de escape

Como te hemos explicado anteriormente, el tubo de escape se compone de diferentes piezas y pueden llevar a sufrir diferentes averías que impidan el correcto funcionamiento de tu coche.

Las principales causas que te indican que debes de cambiar alguna de estas piezas son si escuchas ruidos inusuales, notas vibración en la parte trasera del coche, se produce la pérdida de combustible o un uso poco habitual de éste. Además, si notas que tu coche comienza a soltar un espeso humo negro por el tubo de escape, puede que estés teniendo un problema en el catalizador o en el filtro de partículas.

¿Dónde cambiar reparar o sustituir un tubo de escape?

En nuestros concesionarios Romacar ABS podrás disfrutar de la mejor gama de servicios para el mantenimiento y la reparación de tu vehículo. En nuestras instalaciones tienes a tu disposición el mejor taller de mecánica y una extensa variedad de recambios y accesorios oficiales de la marca Ford con todos los estándares de calidad. Acércate a cualquiera de nuestras ubicaciones o pide cita previa rellenando nuestro formulario y nuestro equipo de profesionales te ayudará en cualquier tema relacionado con tu coche. ¡Te esperamos!