Esta va a ser la década de la electrificación, y Ford ya se encuentra en ella.

A finales de 2020 la marca americana habrá lanzado 14 nuevos vehículos híbridos y eléctricos en España. Empezando por el Puma con su tecnología EcoBoost Hybrid, Kuga y sus tres opciones híbridas o el Mustang Mach-E completamente eléctrico.

Si te planteas pasarte a un vehículo eléctrico, es importante que conozcas las diferencias entre ellos:

 

 

  • Vehículos híbridos eléctricos:  Los vehículos híbridos eléctricos (HEV) son cada vez más comunes en nuestras carreteras, especialmente en las ciudades y zonas urbanas. Debido a las características de conducción en estos entornos, sus bajas emisiones y menor consumo de combustible representan una gran ventaja. Al igual que los mild hybrid (MHEV) tienen un motor de combustión interna, pero también cuentan con una batería de mayor tamaño y un motor eléctrico más potente. Esto ofrece un mayor apoyo al motor de combustión y permite recorrer parte de los trayectos cortos a baja velocidad en formato solo eléctrico. Además, gracias al motor de gasolina, la autonomía no es ningún problema, ya que el vehículo es capaz de usar tanto la batería como el motor de combustión interna. La batería de un vehículo híbrido eléctrico se recarga mediante una combinación de frenada regenerativa y el motor, no mediante conexión a una toma eléctrica, por lo que no es necesario buscar puntos de carga. La transmisión de un vehículo híbrido es totalmente automática y no está disponible con cambio manual.
  • Mild hybrid:  La tecnología Mild Hybrid combina un motor convencional con un sistema eléctrico alimentado por una batería de 48V. A bajas velocidades, o cuando el vehículo está detenido, el motor de combustión interna puede apagarse y el motor de arranque-generador de 48V vuelve a arrancarlo cuando sea necesario. La batería de litio de 48V se recarga automáticamente mediante frenada regenerativa al frenar o soltar el acelerador. No es necesario conectar la batería a una toma eléctrica. Mediante esta combinación, se reduce el consumo de combustible y la emisiones de CO2, garantizando así un vehículo más eficiente y ecológico.
  • Híbridos enchufables:  Los vehículos híbridos enchufables (PHEV) cuentan con toda la funcionalidad de la tecnología híbrida y con la ventaja añadida de que pueden recargarse mediante una toma eléctrica externa. La distancia máxima que te permine recorrer con una carga es de hasta 56 kilómetros sin emisiones, con la posibilidad de cambiar al modo híbrido para ahorrar batería y a solo gasolina o diésel para los desplazamientos más largos.
  • Vehículos totalmente eléctricos:  Los vehículos completamente eléctricos funcionan solo con batería. Cero combustible. Cero emisiones en la carretera. Por esta razón son más respetuosos con el medioambiente y, gracias a las ayudas públicas para incentivar la compra, a la reducción del impuesto de circulación y a que su uso no se penaliza en ciertas zonas de bajas emisiones, también ayudan a tu bolsillo.

Ford ofrece varias formas prácticas para garantizar que la batería de tu vehículo híbrido enchufable o totalmente eléctrico se mantenga cargada. Dependiendo del tipo de vehículo eléctrico que elijas, hay una variedad de opciones y soluciones de carga que podemos ofrecerte.

Ahora ya puedes elegir el vehículo eléctrico que mejor se adapte a ti. Llámanos y solicítanos una prueba dinámica en cualquiera de nuestras instalaciones del modelo que más se ajuste a tus necesidades.